lunes, 16 de mayo de 2016

En mi nuevo libro "Vuélveme a contestar y te reviento el hocico"...

En mi nuevo libro "Vuélveme a contestar y te reviento el hocico" explico como llegar a ser unos padres comprensivos y pacientes.


El otro día, una amiga que acaba de ser mamá, me dijo: Bueno, cuando pasen unos meses, todo será más fácil.    Jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja POBRE ILUSA!!!!!!!!!
Amiga, ojalá se quedaran así. Pequeños. Que lloran, comen, cagan y mean.
Tan adorables. Tan poco "móviles". Tan tiernos.

La Pequeña Albondiguilla, tiene 2 años, 4 meses, y 16 días con todos sus minutos y segundos y creeme, que echo de menos las noches de lactancia, los llantos por los gases y pasarme el día con sus casi 4 kilos en brazos.

Ahora son 15 kilos de niña, que lloran por que quiere que la cargue en brazos. Una melena rubia aparentemente nórdica que se enreda con una facilidad pasmosa. Un conjunto de churretes que me moja más que a la propia placa-ducha cuando berrea pidiendo ayuda mientras la ducho.
¿Cómo cabe tanta mala leche dentro de un cuerpo tan pequeño? ¿De donde saca tanta rabia?

Poneos en situación: Salida del cole. En los brazos, bolso que pesa 12 kilos... (cosas de mujeres) mochila cole, pan, algún juguete...
-Mami, coger! Mami coger!-  Un trayecto de 5 minutos, hecho en 25 minutos. Harta... me rindo. Sigo andando dejandola atrás y cuando se avista "El chino" dice: Mamiiiiiiii chino!!!!!

Luz. Eso es el chino. Luz al final del túnel.
Pues justo antes de llegar a mi amado oriental, un señor, le hace alguna gracia y ella, se lanza de espaldas a un charco.
¿Mi cara? Un poema. Al borde del ataque de histeria, la agarro por el abrigo y me la llevo a casa de los abuelos casi en volandas.
60 minutos. Una  maravillosa hora le duró el berrinche. NO había persona humana que calmara esa rabieta. No existe. Acabé dándole sus preciadas chuches, comiéndome con patatas el castigo impuesto.

¿Dónde queda esas mirada asesina de madre que toda madre lanzaba a sus hijos y éstos se cagaban por el pernil del pantalón? ¿Dónde está ese temor a la zapatilla voladora? ¿Dónde están los castigos ejemplares?

Señoras, no tengo autoridad. Ni dignidad.
El padre, menos.


Me veo en "SuperNany, Hermano Mayor y Callejeros"... ya veréis, ya.

6 comentarios:

  1. Jajaja paciencia,respira cuenta hasta 10 !!!;-D

    ResponderEliminar
  2. Jajaja paciencia,respira cuenta hasta 10 !!!;-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me quedo sin números amiga... Jajajajajajaja

      Eliminar
  3. jajjajjjjja me parto contigo..mi hijo era igual

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El bueno humor, hace que todo, sea más fácil.
      Mil millones de gracias por pasar y deja constancia, me encanta!

      Eliminar
  4. Por favor pongan todos los datos de este libro ya que me ha interesado, vivo en México. Gracias

    ResponderEliminar

Adelante, ¿Qué tienes que decir?